Restaurantes

Efecto té de burbujas de Little Sweet: el secreto de una mamá para vincularse con su hija adolescente

Cuando se trata de vivir con un adolescente, todo es mejor con té de burbujas.

5 minutos de lectura
31/8/2023
CxBlog-DD-MotherDaughter-LEAD

Un terapeuta experto en adolescentes me dijo una vez que, como padre o madre, tienes alrededor de dos oraciones para comunicar lo que necesitas decir antes de que tu hijo se moleste y deje de prestar atención, así que elige sabiamente tus palabras, di lo que tengas que decir y luego cállate de inmediato. He seguido este sabio consejo y lo he compartido con otras personas, quienes han elogiado su eficacia. Dicho esto, nunca está de más tener un enfoque múltiple para conectarte con tu hijo o hija adolescente y, en casa, descubrí otra estrategia para salvar el abismo: el té de burbujas con leche y azúcar moreno de Little Sweet

Hay una gran diferencia entre vivir y realmente conectarse con un adolescente. Antes de descubrir el té de burbujas, mi opción favorita para vincularme era conducir hasta la cima de Twin Peaks de San Francisco por la noche para escuchar música de los años 80 y contemplar el horizonte del centro de la ciudad. Durante la pandemia, la ciudad cerró las carreteras y, con esa restricción, se esfumó nuestra actividad especial compartida.  

Me topé con el secreto del vínculo familiar con té de burbujas por pura casualidad. Durante años, había consentido a mi hija con el té con leche taiwanés del local de tés de burbujas con varias sucursales en San Francisco. Hecho a pedido y con innumerables variaciones de tés e ingredientes, está disponible en varios lugares de la ciudad y, con razón, genera filas afuera del local. 

Pero como alguien que sigue un estilo de vida mayormente sin cafeína, sin lácteos y con un bajo consumo de azúcar, pensaba que el té de burbujas no era una opción para mí. Por lo tanto, le entregaba mi teléfono a mi hija y la miraba pasar por un sinfín de creaciones dulces en las categorías de té original, té de infusión, té con leche, serie de lácteos y té salado con queso. 

Su opción inicial fue una combinación color caramelo sin cafeína de leche sin lactosa, té negro, azúcar moreno, melaza y perlas de tapioca negras masticables. Se llamaba té de burbujas con leche y azúcar moreno, y lo ordenaba endulzado al 100 %. Little Sweet te permite elegir el nivel de dulzor que quieres, del 50 % al 125 %, por lo que era un pase fácil para mí. Pero luego cambió a té de burbujas con leche fresca y azúcar moreno, y leche de avena.

¡Hombre, esa bebida! Una visión helada de “leche” de color blanco brillante, vetas en cascada de jarabe de azúcar moreno caramelizado y casero extraoscuro y perlas de tapioca de color negro intenso sumergidas en más jarabe: ¡es una obra de arte potable! Además, incluye una ceremonia obligatoria: levanta el vaso alto y estrecho de la marca registrada con su tapa de película termosellada, agítalo para mezclar el azúcar negro que define la bebida y luego prepara tu pajilla para la primera puñalada de una sola vez a través de la parte superior perforable. ¿Podía una bebida ser más divertida?

Para mí, la respuesta fue no. Después de sucumbir a un solo sorbo, con un rápido y resbaladizo trago del té de burbujas de la pajilla a la boca a una velocidad sorprendente, descubrí que este té con “leche” sin lactosa no tiene cafeína y se puede disfrutar endulzado solamente al 50 %. 

De esta manera, nació nuestro vínculo amoroso con el té de burbujas. 

Dejé de ser una participante pasiva y me convertí en una auténtica instigadora del té de burbujas. ¿Día difícil en la escuela o en el trabajo? ¡Té de burbujas de Little Sweet! ¿Un día caluroso o un momento para darse un gusto? ¡Té de burbujas suena bien! ¿Ahorrar? ¡Mejor con té de burbujas! 

Sin intención ni fanfarria, el té de burbujas de Little Sweet se convirtió en una de nuestras tradiciones más queridas de madre e hija, algo que podemos disfrutar juntas y en lo que siempre estamos de acuerdo. 

Ahora, cada vez que tomamos té de burbujas (sí, para nosotras es una costumbre), bebemos y compartimos nuestras canciones favoritas más recientes, hablamos sobre lo bueno y lo malo del día, e incluso tenemos nuestras conversaciones difíciles, mientras nos regulamos para hacer que la bebida y el momento duren. 

Aún así, sé que no ocurrirá. Cuando llegamos a los posos helados, no puedo evitar sorber sin descanso hasta las últimas gotas de dulzor y manchas de tapioca, lo que instantáneamente rompe el hechizo del té de burbujas y me devuelve el estado de mamá molesta. Pero está bien. De una manera extraña, incluso eso se ha convertido en una parte especial de nuestra tradición de vínculo dulce y azucarado que es el té de burbujas.