Restaurantes

World Street Kitchen lleva el sándwich de pollo frito a otra estratosfera

El pollo frito marroquí, cubierto de un untable de queso feta picante, viene en un sándwich con pan casero de queso cheddar y cebolleta.

3 minutos de lectura
30/11/2023
CxBlog-DD-WorldStreetKitchen-LEAD

*Este artículo incluye menciones de tiendas o marcas que son socias de DoorDash, y DoorDash puede recibir una comisión si eliges realizar una compra de estas tiendas o marcas.

En Minneapolis, sería muy fácil comer algo diferente y genuinamente delicioso todas las noches en Uptown y sus vecindarios lindantes. Y aún así, a pesar del aluvión de excelentes restaurantes en la zona, el MFC de World Street Kitchen se ha convertido en una orden instintiva. Digo “MFC” incluso antes de tener la posibilidad de mirar el menú.

El MFC, también conocido como pollo frito marroquí, se sirve en pan casero de queso cheddar y cebolleta, con una ensalada de zanahoria y limón en conserva, y un untable de queso feta picante. Es un sándwich para cualquier ocasión. Es el amigo que cumple con todos los requisitos; satisface tanto tus deseos hedonistas como tus necesidades sensatas.   

Desde luego, la estrella del sándwich es el pollo frito, pero la proteína no es lo primero que se siente. Lo primero que notas es la colorida ensalada de zanahoria que da un toque alimonado y corta los sabores fuertes de la carne. Aporta frescura a todo el plato sin opacar el sándwich que incluye al pollo en su nombre. 

CxBlog-DD-WorldStreetKitchen-MFC

El picante y cremoso untable de queso feta (una mezcla de queso feta, pimentón y sambal casero) también se roba rápido el protagonismo. Aporta una riqueza al sándwich que une todas sus diversas partes en un todo. Lamentablemente, no puedes ordenarlo solo. Me gustaría ordenar un frasco y probarlo en hamburguesas, en una ensalada, en papas fritas o… 

Aún así, con todos los inmaculados complementos, el sándwich no es nada sin el pollo. La carne de muslo es jugosa y sabrosa. El pan, condimentado con comino y pimentón ahumado, es crujiente. Es simplemente un equilibrio perfecto de texturas. 

Todos los componentes del MFC requieren sus propios superlativos, pero la magia está en la forma en que se combinan en un sándwich ahumado, picante y delicioso que no necesita guarniciones para dejarte con una sonrisa de satisfacción.

CRÉDITOS FOTOGRÁFICOS: World Street Kitchen