Tendencia

Este jugador de la NFL que se convirtió en Dasher tiene una nueva perspectiva de su comunidad

El exjugador de los Cincinnati Bengals Drue Chrisman tomó su bicicleta fuera de temporada… y brindó apoyo a su ciudad en el proceso.

5 minutos de lectura
12/12/2023
CxBlog-DD-Q3-Drue

Drue Chrisman no es un jugador de fútbol americano profesional común. Es un pateador que comenzó su carrera en Ohio State, jugó para los Cincinnati Bengals y pasó dos meses trabajando como Dasher para DoorDash. Una fría mañana de diciembre, contestó el teléfono de su casa en Lawrenceburg, Indiana. Es una ciudad pequeña sobre el río Ohio, de aproximadamente 5000 habitantes cerca de Cincinnati, donde Chrisman creció y comenzó su carrera en el fútbol americano. 

Chrisman confiesa que está “un poco dormido” porque es la mañana después de Monday Night Football, donde aparece como comentarista local para los Bengals. El trabajo de comentarista es algo temporal antes de aterrizar en su próximo equipo. 

Convertirse en pateador determinó la vida de Chrisman, al igual que convertirse en Dasher, cuenta. Esta última fue una experiencia en la que se sumergió el verano pasado, antes de la pretemporada de fútbol americano. Chrisman había optado por quedarse en Cincinnati para estar cerca de su familia (él y su esposa tienen una hija de 17 meses) y estaba buscando una forma de ocupar parte del tiempo. “Suelo aprovechar el tiempo fuera de temporada para entrenar con mi entrenador”, comenta. “Con un bebé, es un poco más difícil arrastrar a la familia contigo a donde sea que vayas”.

Como una forma de hacer ejercicio adicional, Chrisman se registró para entregar comida para DoorDash, ya que pensó que podría andar en bicicleta por la ciudad. “Además, estaba buscando una especie de desconexión”, cuenta. Trabajó como Dasher durante dos meses y recorrió aproximadamente 20 millas por día. Durante ese tiempo, comenzó a ver la ciudad (un lugar que conocía íntimamente) con otros ojos. 

“Puedes pasar en auto por el mismo lugar 100 veces, pero cuando pasas en bicicleta, al nivel del suelo, ves las cosas desde una perspectiva completamente diferente”, comenta. Chrisman comenzó a notar que algunas zonas de Cincinnati sufrían pobreza de maneras que no había visto antes. “De alguna manera, ver eso convirtió mi aventura terapéutica de DoorDash en una especie de caridad”. 

“You can drive past something 100 times, but then when you ride by on a bike, at ground-level, you see things from a completely different perspective."

Drue Chrisman

Chrisman empezó a usar el dinero que ganaba de DoorDash para comprar comidas de restaurantes y negocios locales para repartir por la ciudad a las personas necesitadas. Repartió comidas personalmente en su bicicleta y, a través de las redes sociales, sus esfuerzos adquirieron reconocimiento. El experimento de DoorDash, que comenzó Chrisman al contestar el teléfono, pronto se materializó, también, con una cámara adjunta a su casco. Donde, en un principio, DoorDash había sido una forma de pasar el tiempo y ponerse en forma (y, Chrisman agrega, una manera lúdica y divertida de recorrer las calles y navegar por la aplicación), pronto comenzó a tener un objetivo más importante. 

Los videos de Chrisman, que han acumulado muchos miles de Me gusta, atrajeron la atención de nuevas estaciones locales. “Recibía donaciones de alimentos de toda la ciudad”, dice. “Logré convertirlo en algo grande que no podía hacer solo”. Ese “algo” ha sido un esfuerzo benéfico que duró todo el verano, mediante el cual se llevó comida y conexión a la comunidad. 

Su experiencia, dice Chrisman, también lo conectó con Cincinnati de una manera en que no necesariamente había esperado. “Iba y entregaba los alimentos y, en un momento, las personas comenzaron a reconocerme”, cuenta. “Se convirtió en esta conexión especial que tuve con las personas”. 

Últimamente, los seguidores de redes sociales de Chrisman etiquetan no solo las aventuras de DoorDash, sino también videos picarescos sobre “un día en la vida” y una visión apenas un poco más seria del mundo de la NFL (en un carrete reciente se ve a Chrisman haciendo la cobertura después de un partido con un elegante saco azul marino, camisa abotonada y, escondidos de la visión de la cámara, pantalones cortos). 

Si bien la breve carrera de Chrisman como Dasher es una pausa, no está seguro de que haya terminado. Si el fútbol americano lo lleva a otra ciudad, dice que estaría abierto a volver a subirse a su bicicleta y hacerlo otra vez. “Si quieres explorar tu ciudad, descarga la aplicación de DoorDash y súbete a tu bicicleta”, dice. “Aprenderás muy rápido”. 

CRÉDITO DE LA FOTO: cortesía de Drue Chrisman